Publicado en:

Los abogados de reclamaciones de propietarios de viviendas de la ciudad de Miami explican cuándo un hogar se convierte en inhabitable que desencadena la cobertura de ALE

Cuando su casa está seriamente dañada por una tormenta de viento, fuego u otra fuerza de la naturaleza, usted podría terminar siendo desplazado de su residencia. Aunque las reparaciones asociadas con muchas reclamaciones de seguro ocurren mientras que los propietarios permanecen en sus hogares, esto puede no ser una opción segura o factible. Si su hogar es una pérdida total o la cocina es inutilizable, la única opción viable podría ser la reubicación en forma temporal.

Los propietarios de viviendas que deben mudarse temporalmente de su residencia estarán expuestos a los gastos de subsistencia que no se hubieran incurrido sin el evento que causó la pérdida. Estos gastos adicionales de vida pueden imponer una carga financiera sustancial porque los propietarios estarán “duplicando” en ciertos gastos, como la vivienda en forma de pagos hipotecarios y facturas de motel/hotel. Estos gastos también incluyen artículos tales como el aumento del costo de cenar fuera si su práctica normal es preparar las comidas en casa. La póliza de seguro de un asegurado puede cubrir estos gastos de vida. Este tipo de beneficio de la compañía de seguros, conocido como “los gastos adicionales de subsistencia” (ALE), no son automáticos en todos los casos en que un asegurado sufre una pérdida causada por un riesgo cubierto.

Nuestros abogados de seguros de propietarios de la ciudad de Miami entienden que la casa debe ser “inhabitable” para que la cobertura de ALE se active. Este término no es necesariamente tan sencillo como se podría suponer. Incluso si un asegurado podría elegir continuar residiendo en su residencia, esto no significa que el hogar es habitable bajo los términos de una póliza de propietarios de viviendas. Aunque la definición básica de “inhabitable” es “no apta para vivir” el estándar para hacer esta determinación normalmente se basa en estándares de código de estado, condado o ciudad. Como regla general, casi todas las localidades requieren que las necesidades básicas de los ocupantes sean satisfechas para que un hogar pueda ser considerado como habitable. Cuando tales servicios fundamentales como el agua, la electricidad, el calor o la plomería no están disponibles, estas deficiencias generalmente constituyen una base para determinar que la residencia no es habitable.

La parte de la casa que está dañada por un peligro cubierto también determina si una pérdida hace que su casa sea inhabitable. Si su cocina es destruida en el interior, por ejemplo, esto probablemente desencadenaría la cobertura de ALE siempre y cuando su familia use regularmente la cocina para preparar las comidas. Una familia que casi siempre va a comer no necesariamente tendría derecho a la compensación ALE por daños a la cocina de su hogar. Cuando el único cuarto de baño en una casa está inundado e inutilizable, este tipo de pérdida también normalmente justificaría los pagos ALE después de una pérdida. Del mismo modo, la pérdida del dormitorio principal en una casa de dos dormitorios probablemente haría la casa inhabitable, especialmente si el otro dormitorio pertenece a otro miembro de la casa, como un niño.

Si bien estas situaciones pueden parecer bastante obvias, la situación puede ser mucho más complicada. Si un dormitorio que no se utiliza está dañado, esto puede o no puede desencadenar los beneficios de ALE a los ojos de la compañía de seguros. Sin embargo, el asegurado debe prestar especial atención al impacto de los problemas de reparación en este tipo de situación. El enorme ruido generado por el equipo utilizado para secar el agua podría justificar la reubicación, incluso si el daño causado por el agua se limita a un dormitorio no utilizado. Del mismo modo, las reparaciones de los daños causados por el agua a la habitación de repuesto podrían requerir el desvío de la plomería, lo que también podría hacer que el hogar inhabitable.

Debido a que el nivel de vida “normal” de una familia se utiliza para determinar si el propietario tiene derecho a beneficios a ALE, las circunstancias individuales del estilo de vida diario de una familia pueden ser relevantes. La conclusión es que muchos problemas de seguros pueden convertirse en sutiles diferencias basados en datos.

Greenberg, Stone, & Urbano: Buscando la máxima recuperación para los asegurados de las compañías de seguros de vivienda

Si su compañía de seguros de propietarios de viviendas de la Florida está utilizando prácticas agudas o de otra manera falla en procesar y pagar su reclamo razonablemente prontamente, es posible que tenga una reclamación legal por su compensación financiera. Nuestros abogados de daños a los bienes de lla ciudad de Miami en Greenberg, Stone & Urbano perseguirán tenazmente la compensación total que usted se merece. Durante más de 130 años colectivos, nuestra firma ha ayudado a los propietarios de viviendas con reclamaciones por los daños en todo el sur de la Florida. Tratamos de obtener una compensación por sus daños tangibles e intangibles. Nuestra habilidad y dedicación nos han ganado una calificación AV por el Martindale-Hubbell y el reconocimiento como una de las mejores firmas del sur de la Florida por el Miami Herald. Llámenos al número (888) 499-9700 o (305) 595-2400 o visite nuestra página de internet sitio programar su consulta inicial.

 

Contact Information