Publicado en:

Los abogados de deslizamiento y caída del sur de la Florida analizan la decisión sobre el resbalón y la caída del cliente de la tienda mientras toman un atajo a través de la arquitectura

Aunque un propietario u ocupante de los locales puede ser responsable de un resbalon y caída o un accidente de tropezón y caída, el proceso de buscar una solución o un juicio puede ser un reto debido a la naturaleza de hecho intensivo de los litigios relacionados con la caída. La resolución acertada de un reclamo de resbalon y caída requiere una cuidadosa investigación de las premisas, las circunstancias, la identidad de los propietarios y ocupantes, y otras consideraciones legales y, de hecho. La investigación compleja requerida para prevalecer en un caso que involucra una caída causada por premisas inseguras de otra persona hace que sea imperativo que los clientes estén representados por un experimentado abogado de deslizamiento y caída en el sur de la Florida.

Un caso reciente que involucra un accidente de resbalon y caída en el estacionamiento de una tienda de descuentos de la Florida proporciona una cartilla para nuestros abogados de resbaon y caídas del sur de la Florida para explicar la complejidad de los casos de caídas en las instalaciones de un negocio. Generalmente, los propietarios y los ocupantes de la propiedad comercial deben dos obligaciones al público: (1) adviertir a los clientes, proveedores y otras personas que visitan con fines similares las condiciones peligrosas latentes (no evidentes) que son o deberían ser conocidas por el propietario u ocupante pero no es conocido u obvio para el invitado, y (2) mantener los locales en condiciones razonablemente seguras. El dueño de la propiedad no tiene necesariamente el deber de advertirle a los invitados sobre peligros evidentes y abiertos. Sin embargo, la naturaleza obvia del peligro no exime al propietario o al ocupante de una obligación de mantener los locales en condiciones razonablemente seguros. Para establecer una notificación constructiva de un propietario u ocupante de una condición insegura, el tribunal considerará los factores como la duración del tiempo que el peligro ha existido, así como si se produjo de forma natural o debido a la conducta del propietario/ocupante.

En Grimes vs. Family Dollar Stores de la Florida, Inc., el demandante estacionó en el estacionamiento de un centro comercial con áreas ajardinadas entre las filas de espacios. Las áreas divisorias tenían árboles que estaban asegurados para barras de resfuerzo de amarre. Una empresa de mantenimiento independiente mantuvo el paisaje en nombre del propietario y arrendatario. El demandante intentó usar un atajo bien recorrido a través del divisor ajardinado y se tropezó en una barra de resfuerzo que no estaba asegurado a un árbol. El demandante sufrió una lesión en la rodilla y presentó una demanda contra el dueño de la propiedad y el arrendatario alegando el fallo para remediar una condición peligrosa, no advertir sobre el peligro y la falta de mantenimiento de los locales en condiciones seguras.

El juez de primera instancia les concedió una sentencia sumaria a los acusados basada en la afirmación de que el peligro que suponen los separadores con barra de resfuerzo era “abierto y obvio”. El tribunal de primera instancia se basó en una decisión anterior que llegó a una conclusión similar involucrando a un demandante que tropezó con una raíz de árbol mientras toma un atajo a través de un área ajardinada en un estacionamiento.

En la apelación, el tribunal del distrito revocó la decisión de conceder una sentencia sumaria a los acusados porque el tribunal determinó que la decisión relativa a la raíz del árbol era distinguible. Mientras que el área con la raíz del árbol no era ampliamente utilizada para el tráfico peatonal, el área donde el demandante resultó herido en Grimes parecía ser un atajo muy usado. La hierba en el área de los divisores ajardinados había sido completamente pisoteada hasta el punto de que sólo quedaba suciedad. La ubicación de un contenedor de basura en la zona también sugirió que el atajo fue utilizado a sabiendas por suficiente gente para garantizar la colocación de un recipiente en la region. Basándose en esta evidencia, el tribunal de distrito concluyó que el área se había convertido en un “camino de tierra bien pisoteado”. El tribunal también razonó que un jurado podría razonablemente concluir que el dueño de la propiedad y el arrendatario debieron haber estado en el aviso del peligro para un deber de remediar el peligro surgió.

Aunque este fallo no garantiza que el demandante gane el caso, el análisis involucrado demuestra las sutiles diferencias fácticas que pueden determinar la diferencia entre una recuperación y un veredicto de defensa en un caso que involucra una caída. Nuestros abogados de resbalon y caída del sur de la Florida entienden la importancia del apoyo persuasivo con respecto a estas ligeras variaciones de los hechos en estos tipos de casos de responsabilidad de premisas.

Si usted ha sido lesionado en un accidente de resbalon y caída, los abogados de resbalon y caída del sur de la Florida en Greenberg, Stone & Urbano le ofrecen la asistencia que usted necesita para obtener los resultados que desea. Con más de 130 años de experiencia colectiva representando a las víctimas de accidentes de camiones comerciales en el sur de la Florida, nuestra firma le ofrece la representación legal de excelencia sin igual. Póngase en contacto con nuestra firma tan pronto como le sea posible para comenzar en el camino hacia la protección de sus derechos legales. Nuestra firma recibió una calificación AV por el Martindale-Hubbell y fue calificada como una de las mejores firmas en el sur de la Florida por el Miami Herald. Pongamos nuestros excepcionales abogados de lesiónes de resbalon y caidas del sur de la Florida a trabajar en su caso. Llámenos al número (888) 499-9700 o (305) 595-2400 o puede visitar nuestra página de internet para programar su consulta inicial.

Contact Information