Publicado en:

Los Abogados de Accidentes de Cruceros de la Ciudad de Miami Aconsejan a los Pasajeros que Tengan Cuidado con el Agua Causando Cubiertas Resbaladizas

La lógica dicta que las cubiertas de un crucero pueden mojarse mientras está en el mar. Las cubiertas se vuelven muy resbaladizas después de la precipitación, o el mar se derrama sobre ellas. Una reciente decisión judicial demuestra que las líneas de cruceros deben avisarles a sus pasajeros sobre los peligros de las cubiertas resbaladizas y son responsables de las lesiones causadas por las cubiertas que son irrazonablemente peligrosas. Si usted o un ser querido sufrió lesiones en un crucero en el mar, los abogados de cruceros del sur de la Florida de Greenberg, Stone & Urbano lucharán para ganar la compensación que usted se merece.

Como experimentados abogados de lesiones de cruceros de la ciudad de Miami, estamos muy familiarizados con las lesiones de resbalón y caída que ocurren en los cruceros mientras están en el mar. En el caso reciente de Frasca vs. NCL (Bahamas) Ltd., el demandante se cayó sobre una cubierta húmeda. El demandante, su esposa y dos amigos fueron a cenar. Salieron del comedor para explorar la cubierta. El sol se había puesto en ese momento, la niebla y la neblina empezaron. Como tal, las cubiertas se pusieron muy húmedas. El demandante fue el último de los cuatro en llegar a la cubierta. El demandante atravesó la puerta, se deslizó sobre la cubierta húmeda y se cayó con fuerza en el suelo. El demandante sufrió un dolor insoportable en su pierna. Al día siguiente, el demandante fue a la sala de emergencias en un hospital local después de que el barco llego. El médico le administró analgésicos, pero eso no curó el dolor. En consecuencia, el demandante tubo una resonancia magnética después de regresar a su casa. La prueba reveló que sus tendones del músculo se arrancaron del hueso. El demandante demandó por lesiones personales incluyendo los gastos médicos junto con el dolor y el sufrimiento y afirmó que la línea de cruceros no le advirtió sobre el posible peligro relativo a las cubiertas húmedas.

El caso se rige por el derecho marítimo porque el barco estaba en el mar cuando ocurrió la lesión. Bajo la ley marítima, los cruceros tienen el deber de advertir a los pasajeros de un peligro conocido por el crucero que no está abierto y obvio para el viajero. Un crucero no tiene la obligación de advertirle a los pasajeros sobre un peligro que no se sabe. El derecho marítimo se define abierto y obvio como si la persona razonable observaría el peligro, aquí la humedad de la cubierta y comprender que la cubierta estaba muy resbaladiza. La opinión subjetiva de la persona lesionada no es relevante. En el caso Frasca, la cubierta estaba visiblemente húmeda y una espesa niebla caía sobre la cubierta. Los charcos de agua formados en la cubierta y el suelo parecían brillantes. Parece que, en esas circunstancias, el buque ganaría el caso porque las condiciones atmosféricas demuestran claramente que la cubierta estaba resbaladiza. Por lo tanto, la persona razonable sería consciente de que podría caer en la cubierta húmeda sin primero ser advertido por el crucero.

El demandante demostró que las cubiertas del acusado estaban excesivamente mojadas y por lo tanto peligrosas. La línea de cruceros acusados emitió un video al comienzo del viaje que advertía sobre las cubiertas resbaladizas. El acusado sabía de casos anteriores de pasajeros que se resbalaban y se caían. Eso significa que ellos eran conscientes del peligro. El tribunal decidió que debería haber advertido a los pasajeros exactamente cómo estaba resbaladiza la cubierta y el riesgo de lesiones que presentaran.

La firma de abogados superior de lesiones personales del sur de la Florida está lista para ayudarle con su caso de lesiones de cruceros

Deje que el bufete de abogados del sur de la Florida – según lo votado por el Miami Herald – Greenberg, Stone, & Urbano, lo represente a usted o a su ser querido por lesiones o la muerte injusta causada por una negligencia de una línea de cruceros. Los abogados de Greenberg, Stone & Urbano tienen más de 130 años de experiencia legal combinada a su servicio. Ellos lucharán para ayudarle a maximizar sus posibilidades de recibir la compensación que usted se merece. Llame a los abogados de lesiones de cruceros del sur de la Florida en Greenberg, Stone, & Urbano – una firma calificada AV por el Martindale-Hubbell – hoy al número (888) 499-9700 o (305) 595-2400 para programar su consulta gratuita.

Fuente:

Frasca v. NCL (BAHAMAS), LTD., Court of Appeals, 11th Circuit 2016


 

Contact Information