Publicado en:

Los abogados de accidentes de camiones de la ciudad de Miami explican cómo los empleadores son responsables de daños punitivos por mala conducta de los empleados

Algunas plataformas grandes son de propiedad y operación independientes mientras que otras pertenecen a una empresa que emplean conductores para operar sus camiones. En este último escenario, el empleador es responsable de los daños causados por el empleado, incluso si el empleador no cometió un error. La teoría legal en juego aquí se llama la Doctrina del Responde Superior (la “Doctrina”). La Doctrina sigue siendo válida bajo la ley de la Florida y también se conoce como “la responsabilidad vicaria”. Normalmente, el empleador sólo es responsable de los daños ordinarios incluso si el empleador no fue negligente. Algunos casos permiten a los demandantes recaudar los daños punitivos de una empresa de camiones y no simplemente al empleado. Nosotros en la firma de accidentes de camiones de la ciudad de Miami en Greenberg, Stone & Urbano hemos visto casos como ese en nuestros 130 años de experiencia en litigios.

La cuestión es si un empleador es siempre responsable de los daños punitivos evaluados por un jurado por acciones cometidas por el empleado apareció en el caso de 1981 de Mercury Motor Exp. Inc., v. Smith. En Smith, el conductor de una tracto mula perdió el control de su plataforma y se salió de la carretera. Al salir de la carretera, la tracto mula golpeó a una persona a lo largo del lado de la carretera y lo mató. Los demandantes en la demanda alegaron que el conductor del camión manejó el tractor de remolque mientras estaba bajo la influencia del alcohol a tal grado que el consumo del alcohol disminuyó su capacidad de conducir la tracto mula con seguridad. El conductor del camión estaba en servicio y trabajando para Mercury Motors cuando mató al peatón.

Después del juicio, el jurado otorgó a los demandantes $400,000 dólares en daños compensatorios y $250,000 dólares en los daños punitivos. El demandante argumentó que el empleador, bajo la Doctrina del Responde Superior, es responsable de los daños punitivos y no sólo del empleado. El tribunal de primera instancia estuvo de acuerdo y el acusado apeló.

El tribunal correctamente decidió que el jurado evaluó apropiadamente los daños punitivos contra el empleado en este caso. Cada jurado podía evaluar los daños punitivos contra una persona si la conducta indebida del individuo era “deliberada y arbitraria”. La Corte Suprema de la Florida anuló la decisión del tribunal de primera instancia. El tribunal estatal más alta de la Florida dictaminó que los empleadores son responsables de los daños punitivos derivados de la mala conducta deliberada y desacertada de sus empleados sólo si hay alguna falta en nombre del empleador dando lugar a la mala conducta del empleado.

Los daños punitivos son castigo por el mal hecho. Por lo tanto, una injusticia resulta por castigar a una organización si no hizo nada malo bajo la Doctrina del Responde Superior. Incluso bajo la “doctrina de la agencia peligrosa”, el dueño del camión debe haber cometido algún acto ilícito para ser considerado responsable de los daños punitivos. Sobre la base de ese razonamiento, la Corte Suprema de la Florida estableció la fórmula para determinar cuándo un empleador es responsable de daños punitivos debido a la mala conducta de un empleado. El tribunal reafirmó el principio de que los empleadores siguen siendo responsables de la mala conducta de sus empleados, incluso si el empleador no hizo nada malo. La corte también reiteró que los daños punitivos están disponibles para el demandante cuando las circunstancias permiten castigar al acusado por la supuesta mala conducta y disuadir a otros de cometer un acto similar. Por último, el tribunal sostuvo que un empleador es responsable de sus empleados voluntariosos y conducta desenfrenada pero la empresa no será responsable de los daños punitivos a menos que el demandante pruebe alguna falta en nombre de la organización. El demandante no tiene que ofrecer prueba de una conducta voluntariosa y desenfrenada; más bien la negligencia puede ser suficiente.

Busque ayuda en los abogados de accidentes de camiones de la ciudad de Miami a quien el Martindale-Hubbell le dio una calificación AV

Los abogados de accidentes de camiones en el Sur de la Florida de Greenberg, Stone & Urbano, un bufete de abogados evaluada AV por el Martindale Hubbell, tienen una vasta experiencia en la representación de demandantes lesionados en los accidentes de camiones en la Florida. Llame a Greenberg, Stone & Urbano hoy al número (888) 499-9700 o (305) 595-2400 para programar una consulta gratis y aprenda porqué el Miami Herald calificó a ellos como una firma de abogados de litigios superior en la ciudad de Miami. Con más de 130 años de experiencia legal colectiva, usamos nuestra vasta experiencia y las habilidades para luchar duro por la compensación que usted se merece.

 

 

Contact Information