Publicado en:

Los abogados de accidentes de automóvil de la ciudad de Miami discuten la decisión reciente del tribunal en el caso de Boyles vs. DILLARD’S INC., Florida: Distrito. Corte de Apelaciones, 1er. 2016

Una decisión en julio del 2016 de la Corte de Apelaciones de la Florida demuestra por qué usted necesita a abogados de accidentes altamente calificados, experimentados y profesionales que lo representen si usted sufrió lesiones personales sin culpa suya. El juez del juicio le permitió a un experto biomecánico a testificar sobre el cambio de velocidad en un accidente y las fuerzas aplicadas al cuerpo humano en un accidente. Eso es sólo parte de esta historia. El comportamiento del abogado en ese juicio cayó mensurablemente por debajo de cómo un abogado debe actuar. Greenberg, Stone & Urbano recibieron una calificación AV por el Martindale-Hubbell por su profesionalismo y su éxito.

La demandante en el caso sufrió lesiones cuando una camioneta que viaja en el mismo carril de tráfico que golpeó su coche cuando ella giraba a su entrada de casa. El conductor del camión afirmó que ella se desvió y no pudo evitarla. La demandante reclamó heridas permanentes en su hombro, el cuello y la espalda como resultado del accidente. El jurado regreso un veredicto de que el conductor de camión demandado no fue negligente en causar el accidente. El demandante apeló al veredicto del jurado.

El demandante se quejó de que un experto biomecánico testificó en el juicio sobre el cambio en la velocidad de los coches en el momento del accidente y cómo ese cambio en la velocidad afecta al cuerpo humano. El cambio de velocidad se denomina “delta-v”. Delta significa cambio y “v” significa velocidad. El cambio en la velocidad hace que las fuerzas físicas se apliquen al cuerpo. Los tribunales le permiten a los expertos biomecánicos a opinar cómo los cambios en la velocidad afectan a la gravedad del impacto de los vehículos. Los tribunales no le permiten que un biomecánico que testifique que un accidente podría o no podría haber causado ciertas lesiones a ser permanente, ya que carecen de formación médica. Los expertos biomecánicos pueden, sin embargo, dar una opinión sobre el accidente de coche que causo la lesión. El demandante perdió este argumento en la apelación. La corte de apelaciones dictaminó que el experto biomecánico del acusado testificó adecuadamente. El tribunal de apelaciones revocó el caso por otros motivos.

Los jueces, los jurados, los litigantes y otros abogados esperan que los abogados actúen profesionalmente en todo momento. La profesión legal es una profesión aprendida. Una en la que los hombres y las mujeres dignos de todas las razas y credos abogan celosamente por sus clientes. Es cómo se supone que el sistema funciona. El sistema falla cuando los abogados se permiten comportarse como niños petulantes. En este caso, la corte de apelaciones encontró que el abogado del acusado se comportó tan mal en el juicio que el caso tuvo que ser juzgado de nuevo. El abogado literalmente robó la derrota de garras de la victoria.

El abogado del acusado actuó de manera que mucha gente cree que los abogados actúan. Por ejemplo, el abogado del acusado acusó al demandante de mentir acerca de hacer una declaración cuando él nunca le preguntó sobre la declaración en primera instancia. La corte de apelaciones también encontró fallas con la abogacía del abogado y los intentos de buscar a favor con el jurado al insinuar que el abogado del demandante estaba perdiendo tiempo mientras el abogado del demandante hizo las objeciones adecuadas y le pidió al juez decisiones acordes con el estado de la ley. El abogado también comentó sobre la evidencia que el juez del juicio declaró inadmisible. Debido a la cantidad de errores cometidos por el abogado, el tribunal de apelaciones concedió un nuevo juicio.

El tribunal también señaló que el abogado del demandante tampoco se pinto de gloria. El abogado del demandante publicó comentarios despectivos sobre uno de los abogados del acusado en una página pública de Facebook e hizo comentarios inapropiados sobre la profesión de experto biomecánico mientras estaba en la corte. Este comportamiento es también perjudicial para los clientes del abogado específicamente y la profesión en general.

Obtenga profesionales verdaderos a su lado si sufrió lesiones en un accidente automovilístico

Si usted o un ser querido resultó herido o muerto en un accidente en la Florida, llame a Greenberg, Stone & Urbano. El Martindale Hubbell le dio a Greenberg, Stone, & Urbano una calificación AV por una razón: ellos obtienen resultados. Con más de 130 años de experiencia combinada en litigios, Greenberg, Stone, & Urbano tiene el conocimiento y la habilidad para ganar la compensación que se merece. Llame a Greenberg, Stone, & Urbano, hoy al número (888) 499-9700 o (305) 595-2400 para programar su consulta gratuita.

Source:

Boyles v. DILLARD’S INC., Fla: Dist. Court of Appeals, 1st Dist. 2016

Contact Information