Publicado en:

Un Viaje de Familia le Costó la Vida

En Agosto, un hombre llevo a su amigo, su hija, y a varios otros muchachos a un viaje en bote en los Cayos de la Florida (Florida Keys). Cuando uno de los niños empezó a luchar con el agua, Brian Kowalski no dudo en lanzarse al agua para salvar al niño de las corrientes de agua que lo fueron alejando del barco. El logro salvar a niño pero el perdió su vida en el intento.

Las muertes de ahogamiento pasan en una variedad de circunstancias, pero que son casi siempre prevenibles. Si usted ha sido lesionado o un ser querido ha muerto en un accidente de ahogamiento, un experto abogado de lesiones personales en Miami en Greenberg Stone and Urbano están comprometidos a llevar a las partes responsables a que rindan cuentas por el daño que han causado.

Un día nadando, buceando y disfrutando el clima en los Cayos de la Florida terminan en tragedia cuando un niño se perdió el equilibrio la cuerda lo arrastro y un hombre perdió la vida salvándolo. Según Tampa Bay Times, Mr. Kowalski pudo nadar al niño al bote pero no pudo subirse a sí mismo a la barca. Los accidentes trágicos como este pueden ser prevenidos si se toman las precauciones básicas.

Cada año en la Florida, la gente se ahoga mientras están pasando el día disfrutando el hermoso clima en el bote. En realidad, setenta por ciento (70%) de las muertes en accidentes de bote son de ahogamiento, lo cual está a la par con el resto de la nación. Lo cosa más fácil de hacer para evitar convertirse en una estadística es ponerse el chaleco salvavidas, sin importar las líneas de bronceo que le dejaran. De hecho, un navegante que lleve a otras personas no proporciona un dispositivo de flotación personal (PFD) como es requerido por la Guardia Costera, se arriesga a si mismo por la responsabilidad en caso de uno de los pasajeros del barco se va por la borda durante el viaje.

El chaleco salvavidas debe estar un una condición de uso, adaptarse a cada uno de los pasajeros y bien puesto y de fácil acceso si no está realmente gastado. El estándar de fácil acceso es que todo el mundo en el bote pueda llegar a los Chalecos salvavidas y ponérselos adecuadamente en una situación de emergencia, como el hundimiento de un barco. Por lo tanto, el chaleco salvavidas no debe estar enterrado en un armario de almacenamiento o debajo de otro equipo.

Si una persona está manejando una moto de agua personal (PWC) o está siendo remolcado detrás de un bote en el agua mientras monta en un tubo o esquía, entonces debe usar el chaleco salvavidas aprobado por el Guardacostas estadunidense, que no puede ser inflable.

La mayoría de los accidentes de bote pueden ser prevenidos tomando las precauciones básicas. Sin embargo, los accidentes de ahogamiento son todavía comunes. Si usted ha sufrido lesiones traumáticas como resultado de un accidente de casi ahogamiento o si ha perdido a un ser querido que se ha ahogado mientras daba un paseo en barco, los abogados conocedores de accidentes de ahogamiento en la ciudad de Miami de Greenberg Stone and Urbano pueden ayudarlo a recibir la compensación para cubrir los gastos médicos, salarios perdidos, dolor y sufrimiento, y perdida de compañía en caso de que su ser querido haya muerto. Por favor contáctenos a nuestra página o llámenos al número (888) 499-9700 o (305) 595-2400 por una consulta gratuita. El bufete de Greenberg Stone and Urbano ha sido votado como “Uno de los mejores abogados más calificados en el sur de la Florida” según El Miami Herald.

Contact Information