Publicado en:

Mono Tiene Una Increíble Recuperación de Lesión de la Médula Espinal

Aún después de sufrir una lesión de la médula espinal que hubiera paralizado a cualquier otro, un mono ha sido capaz de mover su brazo gracias a un nuevo procedimiento médico. Según livescience.com, dado que los nervios por encima y por debajo del área de la médula espinal permanecen sanos, los investigadores fueron capaces de establecer una conexión eléctrica inalámbrica entre el cerebro de un mono y los nervios por debajo de la zona lesionada, permitiendo que el mono enviara señales neuronales a su médula espinal y moviera su brazo.

Tecnología Inalámbrica?

Un coautor del estudio, el Dr. Eberhard Fetz, un neurocientífico de la Universidad de Washington en Seattle, Washington, ha dicho que es concebible que en un futuro lejano uno pueda tomar un montón de señales de la corteza cerebral y hacerlas que desencadenen estímulos en diferentes partes de la columna vertebral y comiencen a restaurar algunas funciones básicas como la capacidad de agarrar un objeto y algún que otro movimiento. Aunque la ciencia médica aún no ha llegado a ese punto, no es difícil imaginar que tecnología inalámbrica como el bluetooth y otras que vemos hoy conectar muchos de nuestros diferentes gadgets electrónicos puedan ser adaptadas para ayudar a los pacientes que sufren de lesiones de la médula espinal a conectar el cerebro con sus médulas espinales de forma similar.

En el pasado, los científicos habían sido capaces de demostrar que los monos son capaces de utilizar las señales cerebrales para controlar la estimulación eléctrica de los músculos que han sufrido parálisis temporal. Sin embargo, esta forma de estimulación directa de los músculos hizo que los monos se cansaran rápidamente. En este caso, sin embargo, los investigadores estimularon la médula espinal en lugar de los músculos. Sus acciones se realizaron con la esperanza de restablecer un movimiento más natural y coordinado después de una lesión de la médula espinal. Este mono en particular había sufrido un trauma que le causó una parálisis parcial de uno de sus brazos y en consecuencia, no podía mover sus dedos.

Los investigadores crearon un puente artificial entre el cerebro y la médula espinal mediante señales grabadas desde el cerebro para controlar la estimulación eléctrica. Esto permitió que el mono flexionar los músculos de la muñeca. Viendo que esto funcionó, los científicos entonces crearon un ciclo repetitivo que alimentaba a la médula espinal con señales de los músculos. Los resultados del estudio sugieren que el control de las extremidades puede restablecerse si los científicos/médicos son capaces de crear una conexión artificial entre el cerebro y la médula espinal.

Otros Intentos de Desviar Señales

Este no es el primer intento de los científicos para re-dirigir las señales eléctricas del cerebro a zonas indemnes de la médula espinal. En nuestro artículo de fecha 31 de mayo de 2012, hablamos sobre el caso de un hombre de 78 años de edad con una lesión a su vértebra C7 que ahora es capaz de mover sus manos porque sus médicos re-conectaron algunos de los nervios sanos a una zona de su columna vertebral por encima de lesión, permitiendo la comunicación entre el cerebro y las manos pudiera ser restaurada. Por supuesto, en ese caso el puente entre el cerebro y la médula espinal fue físico, mientras que en el caso del mono, el puente fue inalámbrico.

En otro caso, los investigadores de la Universidad de Northwestern en Chicago fueron capaces de crear una neuro-prótesis que combina una interfaz cerebro-computadora (BCI) que está conectada directamente a aproximadamente 100 neuronas en la corteza motora del cerebro del paciente con un dispositivo de estimulación eléctrica funcional (FES) que está conectado a los músculos del brazo. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, este tipo de conexión directa a los músculos del sujeto hace que el mismo se fatigue muy rápidamente y por lo tanto no es la mejor forma de lograr movimiento.

Contamos Con La Experiencia Necesaria

Por desgracia, ninguno de estos procedimientos será barato cuando estén disponibles e incluso los que están disponibles ahora tampoco son baratos. En consecuencia, la mejor esperanza para las víctimas que han sufrido lesiones de médula espinal en accidentes están basadas en los esfuerzos de un abogado de lesiones personales experimentado que pueda ayudarles a recuperar los fondos necesarios para su rehabilitación. Los abogados de Greenberg Stone and Urbano han estado manejando casos de accidentes, incluyendo aquellas donde clientes han sufrido lesiones de la médula espinal, por más de tres décadas. Por favor visite la sección de Casos Notables de nuestro portal de internet para familiarizarse con nuestro trabajo y contáctenos al 305-595-2400 tan pronto como sea posible.

Los Abogados de Greenberg Stone and Urbano Pueden Ayudar

Los abogados de Greenberg Stone and Urbano tienen más de 100 años de experiencia combinada ayudando a víctimas de lesiones de médula espinal ocasionadas por accidentes de tráfico, accidentes de motocicleta, accidentes con camiones de remolque, accidentes en parques de diversiones o cualquier otro tipo de accidente causado por negligencia de otra persona a recuperar la compensación que les puede ser debida.

Si usted o un ser querido ha sufrido una lesión de la médula espinal como consecuencia de un accidente de coche, un accidente de moto, un accidente de camión, un accidente en un parque de diversiones o cualquier otro tipo de accidente, debe contactar inmediatamente a una firma de abogados experimentada en el manejo de estos casos. A lo largo de los años, el Despacho Legal de Accidentes de Autos del Condado Miami Dade de Greenberg, Stone & Urbano ha representado a muchos clientes involucrados en accidentes automovilísticos graves que han causado lesiones de la médula espinal.

Contact Information