Publicado en:

Otra Muerte Causada por un Camión Comercial

Probablemente la última cosa en la mente de Frank Everette Reid cuando despertó el 25 de Junio del 2012 fue que iba a morir ese día en un horrible accidente de tráfico causado por un camión de remolque que no paró en una luz roja. Sin embargo, eso fue exactamente lo que ocurrió según dailyridge.com.

Fatiga del Conductor?

Un camión Freightliner del 2002 conducido por Johnny Jose Fernandez Santos, vecino de Orlando, Florida, no paró en una luz roja y chocó por detrás al Jeep Wrangler del Sr. Everett, el cual a su vez chocó por detrás a un Nissan Altima manejado por Andrew Jimenez, vecino de Kissimmee, Florida. Ambos vehículos de pasajeros fueron empujados debajo de en un camión de remolque Freightliner del 2008 manejado por Charles Earl Reberry, vecino de Vally Falls, Kansas. La magnitud del impacto fue tal que hizo que el camión de dieciocho ruedas del Sr. Reberry se incrustara contra la parte trasera de otro camión comercial que estaba parado delante de él, un remolque Peterbuilt manejado por Luton Anthony McKenzie de Winter Haven, Florida.

Una investigación respecto a las circunstancias de este terrible accidente está en curso. Sin embargo, dados nuestros muchos años de experiencia manejando casos de accidentes de tráfico con estos grandes camiones, no podemos evitar preguntarnos si la fatiga del conductor desempeñó algún papel en este caso. A menudo hemos visto cómo los conductores de grandes camiones comerciales son impulsados por la codicia a conducir por muchas más horas de las que deberían hasta que están tan cansados que un accidente es inevitable. Asimismo, a menudo hemos encontrado que las compañías de camiones establecen plazos de entrega que no pueden cumplirse a menos que los camioneros rompan las reglas, un hecho que a su vez crea las circunstancias que causan la codicia de los choferes.

Camiones Son Más Grandes Que Nunca

Además, dado el tamaño cada vez mayor de estos camiones, los accidentes que provocan son cada vez más mortíferos. El tamaño promedio de un camión de remolque en los años sesenta era de unos 40 pies, mientras que hoy pueden tener de 57 a 59 pies de largo. Estos camiones seguirán siendo fabricados cada vez más grandes porque hay una demanda de grandes camiones por parte de las compañías de transporte y las expedidoras de cargas. Mientras más mercancía puedan mover por camión, mayor es su margen de ganancia por viaje. En consecuencia, mientras la tecnología permita a las empresas que fabrican estos camiones hacerlos más grandes, más grande los fabricarán.

Lamentablemente, a pesar de los avances tecnológicos de seguridad en los coches familiares promedio (como la infraestructura o cajuela de acero, etc.), nuestros pequeños vehículos de uso diario no tienen chance alguno de sobrevivir una colisión con uno de estos colosos. Mientras que los choferes de los tres camiones no sufrieron lesiones, el conductor del Nissan Altima, Andrés Jiménez y sus dos jóvenes pasajeros tuvieron que ser transportados al Hospital Arnold Palmer. Como dijimos anteriormente, el Sr. Everett murió en la escena del accidente.

Los Abogados de Greenberg Stone and Urbano Pueden Ayudar

Si usted o un ser querido ha resultado lesionado en un accidente con un camión comercial, debe comunicarse inmediatamente con una firma de abogados con experiencia en el manejo de estos casos. Con más de 67 años de combinada experiencia profesional en el manejo de casos de accidentes con camiones, los abogados de Greenberg Stone and Urbano, han visto cómo las empresas de camiones sobrecargan sus camiones, los cargan incorrectamente o fuerzan a sus camioneros a manejar por más horas de las que legalmente deberían, todo ello para obtener mayores ganancias.

A lo largo de los años, el Despacho Legal de Accidentes con Camiones del Condado de Miami Dade de Greenberg, Stone & Urbano ha representado a muchos clientes involucrados en muertes de tráfico, lesiones cerebrales traumáticas y lesiones personales graves. Recientemente, representamos a una señorita que estrelló su Honda Civic contra el costado de un camión de remolque que hizo un giro en U incorrectamente delante de ella en Okeechobee Road. El coche de la víctima quedó destruido y tuvo que ser cortado por el personal de rescate para sacarla fuera del vehículo. La joven sufrió múltiples lesiones catastróficas, incluyendo una lesión cerebral traumática. Para obtener más detalles sobre este y otros casos de accidentes de camiones comerciales manejados por nuestra firma a lo largo de los años, por favor visite la sección de casos notables de nuestro portal de internet.

Tenga en cuenta que nuestra práctica se ha ampliado con una nueva oficina satélite en Aventura para servir mejor a los clientes que residen en ft. Lauderdale, Hollywood, Hallandale Beach, Dania & Dania Beach, Miramar, North Miami Beach, North Miami Beach, Aventura, Miami Beach, Surfside, Sunny Isles y Miami Gardens. Visite nuestro sitio Web para conocer más sobre nuestra firma y contáctenos hoy para una consulta gratuita.

Contact Information