Publicado en:

El Titanic y la Seguridad de los Cruceros Todavía Están en Nuestras Mentes

El hundimiento del RMS “Titanic” ocurrió hace 100 años el mes pasado. Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, el desastre todavía atormenta nuestra conciencia colectiva cuando pensamos en tomar unas vacaciones de crucero.

Antes de esa bien conocida tragedia se creía que los mayores avances de la humanidad podían hacer que las leyes de la física dejaran de aplicar. El Titanic era considerado insumergible antes del accidente. Esta creencia trajo consigo un rasgo fatal de nuestra personalidad que acabó haciendo una contribución directa a la catástrofe: la arrogancia. Puesto que el barco era “insumergible” y tenía la tecnología de navegación y de radio más avanzada de la época, se consideró que dotarlo con botes de vida adicionales era un desperdicio de dinero y espacio. Lamentablemente, como lo hace con frecuencia, la madre naturaleza nos probó cuán equivocados estábamos poniendo un iceberg en su camino…

Como resultado de la colisión, 1517 personas murieron. Muchos podrían haberse salvado si el buque hubiera llevado más botes salvavidas. Afortunadamente, aprendimos esa lección: ahora todos los buques tienen que llevar suficientes botes salvavidas y balsas como para dar cabida a todas las personas a bordo.

Sin Embargo, Los Desastres en el Mar Siguen Siendo Inevitables

Aunque hemos aprendido algunas cosas desde el desastre del Titanic, creo que todavía tenemos que aprender la lección más importante de todas: no importa cuánta tecnología “empaquetemos” en estos buques, los errores humanos siempre serán parte de la ecuación. En otras palabras, la tecnología puede ayudar a evitar algunos desastres y cuando estos ocurren, a disminuir el número de víctimas. Sin embargo, los desastres seguirán ocurriendo.

Miren, por ejemplo, al hundimiento del “Costa Concordia” en enero pasado. Treinta muertos y dos desaparecidos a pesar de los avances tecnológicos más recientes debido a la vanidad de un hombre…

Otras Actividades Peligrosas Mientras Toman un Crucero

El hundimiento de un barco no es el único tipo de accidente que puede causar lesiones a los pasajeros abordo de un crucero. Incluso cuando el barco llega al puerto sin contratiempos, los pasajeros pueden resultar lesionados cuando accidentalmente resbalan en un piso húmedo o tropiezan con una alfombra dañada y caen. Estas son algunas de las actividades a que se dedican los pasajeros donde pueden resultar lesionados como resultado de accidentes:

  • Surf
  • Buceando con tanques o a pulmón
  • Parasailing
  • Navegando en botes
  • Montando Jet esquís
  • Caminando por senderos en el campo
  • Recorriendo la selva colgados de sogas
  • Excursiones en bicicletas, motos o vehículos 4 X 4 como Jeeps, etc.


Los Abogados de Greenberg, Stone & Urbano Pueden Ayudar

Las líneas de cruceros suelen tratar de hacer que los pasajeros lesionados acepten una devolución del costo de su pasaje como compensación por sus lesiones. Las víctimas de accidentes de barco de crucero no deben permitir que líneas de cruceros se aprovechen de su situación aceptando esas ofertas bajo presión. Si han sufrido lesiones graves o si un ser querido ha muerto durante unas vacaciones de crucero o si han sido víctimas de delitos graves al tomar un crucero, puede que la línea de cruceros les deba una compensación financiera. Sin embargo, a menos que usted contrate inmediatamente a una firma de abogados con experiencia en el manejo de estos asuntos, la compañía de cruceros nunca le dará la indemnización que puede merecer.

Los casos de accidentes de barcos normalmente se rigen por las condiciones establecidas en los billetes del crucero. Estas entradas suelen proveer un período de seis meses previos a la presentación del caso en la corte para que los pasajeros lesionados le den aviso por escrito de su reclamación a la empresa (entre otros requisitos) y limitan su capacidad para demandar a un año a partir de la fecha del accidente.

En consecuencia, es esencial que usted contrate a un abogado tan pronto como sea posible. Tenga en cuenta que si está preocupado por los costos, un abogado de la Florida no le cobrará por la consulta inicial y trabajará su caso en base a una tarifa de honorarios de contingencia, lo que significa que no se le cobrará nada, a menos que gane el caso. A lo largo de los años el Despacho Legal de Lesiones en Líneas de Crucero de Greenberg Stone and Urbano ha manejado muchos casos contra estas líneas de cruceros y puede ayudarlo a obtener la indemnización que puede merecer.

Si usted o un familiar cercano sufrió una lesión en un crucero, lo instamos a ponerse en contacto con una firma de abogados con experiencia en el manejo de casos de lesiones en buques de crucero. Visite nuestro portal de internet para aprender más acerca de nuestra firma y póngase en contacto con nosotros hoy. Tenga en cuenta que nuestra práctica se ha ampliado con una nueva oficina satélite en Aventura para servir mejor a los clientes que residen en Ft. Lauderdale, Hollywood, Hallandale Beach, Dania y Dania Beach, Miramar, North Miami Beach, North Miami Beach, Aventura, Miami Beach, Surfside, Sunny Isles y Miami Gardens.

Contact Information