Publicado en:

El Propietario de un Coche es Tan Responsable Como el Conductor

Una vez escuché a alguien decir que en la Florida es aceptable prestar cualquier cosa a un amigo menos su coche…Nunca comprendí lo que eso significaba hasta que asistí a la Escuela de Derecho y me tropecé con la “Doctrina de Instrumentalidad Peligrosa”.

Propietario del Carro Es Igualmente Responsable

En virtud de la ley de la Florida, el propietario de un vehículo de motor es responsable de los daños o lesiones causadas por otro chofer operando su vehículo. Esta regla es el resultado de la “Doctrina de Instrumentalidad Peligrosa” aprobada por la Corte Suprema de la Florida, en el caso de Southern Cotton Oil Company v. Anderson, 80 Fla. 441, 468, 86 So. 629, 637 (1920), donde el Tribunal declaró que: “uno que autoriza y permite una instrumentalidad que es especialmente peligrosa en su operación ser utilizada por otro en la vía pública es responsable por daños y perjuicios por lesiones a terceros causados por la operación negligente de tal instrumentalidad en la carretera por alguien autorizado por el propietario”.

Me Puedes Prestar tu Carro Para Dar una Vuelta Alrededor de la Cuadra?

En algún momento de nuestras vidas, la mayoría de nosotros ha sido abordada por un amigo o un miembro de la familia pidiéndonos prestado el coche para dar una vuelta. Debemos recordar que conforme a la doctrina anterior somos responsables por cualquier daño o lesiones que pueda causar este amigo. Si usted o un familiar suyo ha resultado lesionado o si ha perdido un ser querido en un accidente donde el conductor no era el propietario del vehículo, recuerde que usted puede tener derecho a una indemnización monetaria del dueño del vehículo (y de su compañía de seguros), aun cuando dicho dueño no estuviera presente en el momento del accidente.

Hay un Par de Excepciones a la Doctrina

Sin embargo, para que una persona sea responsable en virtud de esta doctrina, esa persona debe tener un interés de propiedad identificable en el vehículo. Esa es la razón por la que el dueño legal de un vehículo es usualmente encontrado responsable por delegación por la operación negligente del vehículo. Sin embargo, esta doctrina no se aplica cuando el titular de un vehículo puede demostrar que no recibe “beneficios de propiedad” del vehículo. Lo que ha traído consigo dos excepciones notables en la aplicación de esta doctrina:

(1) Cuando el que aparece como dueño en el título del vehículo puede demostrar que sólo posee el título como garantía de pago del precio de compra, tal como sería el caso con un banco o una compañía de financiamiento.

(2) En caso de un padre que simplemente ha comprado un vehículo para su hijo(a) que vive en el hogar, aún cuando el padre ejerce algún control sobre el vehículo.

Es importante tener en cuenta que la dinámica familiar y la relación padre-hijo no pueden utilizarse para encontrar que los padres que han adquirido vehículos para sus hijos son responsables, a menos que el padre haya firmado la solicitud de licencia de conducción del menor.

Si ha resultado lesionado o si ha perdido un ser querido por la negligencia de una persona que manejaba el carro de otra persona, usted puede tener derecho a una indemnización monetaria por parte del propietario del vehículo y debe comunicarse inmediatamente con una firma de abogados experimentada en el manejo de accidentes automovilísticos, lesiones corporales y casos de muerte injusta. El Bufete de Abogados de Accidentes de Carros del Condado de Miami Dade de Greenberg, Stone & Urbano ha representado a lo largo de los años muchos clientes involucrados en casos de muertes causadas por accidentes automovilísticos y lesiones personales graves. Visite nuestro portal de internet para conocer más acerca de nuestra firma y póngase en contacto con nosotros hoy para una consulta gratuita.

Contact Information