Publicado en:

Familia Demanda Clínica de Cirugía Plástica

Una clínica de cirugía plástica en Weston que supuestamente ha causado la muerte de dos pacientes, está siendo demandada por la familia de la segunda víctima, conforme a un reporte de BrowardPalm Beach.com.

Cirugías Plásticas Que Salieron Mal

Kellee J. Lee Howard, madre de seis y esposa de James Howard, se sometió el 23 de febrero del 2010 a un procedimiento de liposucción realizado en la clínica Alyne Medical Rejuvenation y murió al día siguiente debido a toxicidad causada por la interacción de varias drogas. Su marido y los abogados de éste alegan que la clínica fue negligente al no administrar correctamente el uso de lidocaína, causándole la muerte.

Una segunda paciente murió el 11 de junio tras hacerse una liposucción en Alyne: Maria Shortall de 38 años y madre de dos, dejó de respirar en medio de la operación. Fue inmediatamente llevada de urgencia a un hospital, pero fue declarada muerta a su llegada al mismo.

Otras Cirugías Plásticas Del Sur De La Florida Que Salieron Mal

Lamentablemente, Alyne Medical Rejuvenation no es el único centro de cirugía plástica local donde se ocurren estos problemas.

En enero de 2003, una paciente llamada Melda Smith llegó al centro de Florida para hacerse una cirugía estética de reducción de senos. En cambio, terminó aceptando una oferta de un “paquete” que incluía una liposucción y una abdominoplastía, además de la reducción de senos. Uno de los cirujanos más ocupados del centro, el Dr. Roger Gordon, realizó los tres procedimientos en el mismo día, a pesar de la hipertensión arterial, el colesterol alto y los problemas de tiroides de la Sra. Smith. Después de las cirugías, mientras la Sra. Smith se recuperaba en casa, perdió el conocimiento y tuvo que ser llevada de urgencia al Memorial Hospital en Pembroke Pines. Lamentablemente, poco después de su arribo a la sala de emergencias del hospital fue pronunciada muerta. La causa de muerte: una sobredosis con uno de los analgésicos prescritos por el Dr. Gordon: hydrocodone. El marido de la Sra. Smith presentó una demanda en la corte que posteriormente fue resuelta a través de un acuerdo extrajudicial.

Otros Tres Pacientes Muertos En Siete Años

Casi un año más tarde, otro de los pacientes del Dr. Gordon, Jacquelyn Roberts, murió después de que el médico le hiciera una reducción de senos y abdominoplastía a pesar de su bronquitis, hipertensión arterial, diabetes y un EKG anormal. El Departamento de Salud de la Florida presentó una denuncia contra el Dr. Gordon por no obtener un examen pre-operatorio adecuado y por “un seguimiento postoperatorio inadecuado” y la Junta de Medicina de la Florida le impuso una multa de $10,000.00 y le ordenó hacer 100 horas de servicio comunitario. Posteriormente, la familia Roberts presentó una demanda por muerte injusta que fue resuelta por el Dr. Gordon a través de un acuerdo extra-judicial que incluyó el pago de $250,000.00 y por el Centro Para Cirugía Cosmética de la Florida a través de otro acuerdo extra-judicial que incluyó el pago de $85,000.00.

Un par de meses después de la muerte de Roberts, una paciente llamada Lynn Kirouac, acusó a Dr. Gordon de dejar sus senos permanentemente desfigurados después de una operación de aumento de senos que salió mal. Un jurado dictó un veredicto por $109,000.00 a favor de la Sra. Kirouac.

Los casos anteriores, junto con unos otros 20 pleitos, obligaron al Centro Para Cirugía Cosmética de la Florida a solicitar protección bajo la Ley de Bancarrota en el 2004. Después de que dicho Centro cerrara sus puertas, el Dr. Gordon comenzó a trabajar con Strax Rejuvenation and Aesthetics Institute de Lauderhill como contratista independiente. A finales del 2010, mientras el Dr. Gordon le hacia una cirugía conocida como “Brazilian butt lift” a Lidvian Zelaya de 35 años de edad en Strax Rejuvenation, una poco de grasa entró en su torrente sanguíneo y obstruyó sus arterias, haciendo que se le parara el corazón. Ella fue llevada de urgencia al Florida Medical Center, donde fue declarada muerta.

Cuando estos casos lamentables ocurren, a los pacientes les queda sólo la opción de emprender una acción legal con la ayuda de un abogado de lesiones personales. Usted necesita saber que a partir del 1 de octubre del 2011 será mucho más difícil litigar una demanda por negligencia médica en la Florida. Nuestro Estado acaba de pasar una nueva ley que protege a los médicos, a los hospitales y a otros proveedores de atención médica en detrimento de los pacientes. En resumen, para presentar una demanda judicial por mala práctica médica, el demandante generalmente necesita una declaración jurada de un médico calificado como evidencia de que el trabajo hecho por el proveedor de atención médica que se va a demandar estuvo por debajo de la norma de atención, que es la norma legal de negligencia por mala práctica en la Florida.

Sin embargo, debido a que en la mayoría de los casos un médico de la Florida no testificará contra otro médico de la Florida, normalmente el demandante necesita obtener un testimonio de un doctor de otro Estado. La nueva ley requiere que todos los médicos de otros Estados que ofrezcan estos testimonios debe obtener un permiso del Consejo Médico del Estado, el cual puede entonces disciplinar o sancionar al experto médico que ha ofrecido el testimonio si no le gusta la opinión dada. ¿Por qué razón se sujetaría cualquier médico a un procedimiento tan injusto? La respuesta: por ninguna razón, por lo que de ahora en adelante los Floridanos y sus abogados tendrán una labor mucho más difícil para encontrar testigos expertos y para litigar sus reclamaciones por negligencia médica, lo que les dará una razón para alegrarse a los profesionales de la salud y sus aseguradoras.

¿Por otra parte, adivine quién terminará pagando por el tratamiento que necesitan estos pacientes a los que la nueva ley les niega la reparación monetaria que necesitan para recuperarse? Usted, yo y el resto de los Floridanos. ¿Qué podemos hacer al respecto? Póngase en contacto con sus Representantes Estatales y hágales saber a ellos y a nuestro gobernador que es tan “amistoso” con las industrias de la salud y los seguros que no estamos contentos con su labor y que habrá consecuencias el día de las elecciones!

Si usted o un ser querido ha sido víctimas de una cirugía plástica que salió mal, debe comunicarse inmediatamente con una firma de abogados experimentada en el manejo de estos casos. El Bufete Legal de Negligencia Médica del Condado de Miami Dade de Greenberg, Stone & Urbano ha representado a muchos clientes involucrados en casos de negligencia médica, lesiones cerebrales traumáticas y lesiones graves a lo largo de los años. Visite nuestra página de internet para conocer más acerca de nuestra firma y póngase en contacto con nosotros hoy mismo para una consulta gratuita.

Contact Information