Publicado en:

Desastres en Barcos de Crucero…

El verano se acerca en los Estados Unidos y con el, las vacaciones. Los amantes de los cruceros hacen planes y reservaciones para sus familias en los cruceros de verano. Si todo sale bien, pasarán un gran tiempo y tal vez regresen con algunos recuerdos de los buenos tiempos que disfrutaron…

Las Cosas Pueden Salir Mal en el Paraíso

Sin embargo, las cosas pueden salir tan mal en un crucero como en cualquier otro tipo de vacaciones…Si no me creen, lean este artículo del Fraser Coast Chronicle…

En pocas palabras, una pareja había ahorrado dinero durante años para tomar un crucero alrededor de Nueva Zelanda. Lamentablemente, su viaje quedó truncado cuando al barco en que viajaban, propiedad de la línea P&O Cruises, le fallaron los motores. La compensación que recibieron de la línea de cruceros: un crédito de $100.00 para gastar a bordo del propio barco…

Ocurre En Los Estados Unidos También…

Si después de leer el artículo anterior cree que estos casos de vacaciones arruinadas sólo ocurren en el extranjero o porque, como dice el artículo, los buques de P&O son viejos, no es así…En Diciembre pasado, algo parecido ocurrió durante un crucero en el “Norwegian Sun”, según un artículo en The Seattle Times.

Rara Vez Conceden Crédito Completo

Como el artículo indica, la indemnización a los pasajeros (si se concede alguna), varía con cada caso: mientras que los pasajeros de la línea P&O sólo obtuvieron un crédito de $100.00 para ser gastados a bordo del barco, los del “Norwegian Sun” obtuvieron un 30% de descuento para unas vacaciones futuras en un crucero de la propia línea, además del mismo crédito de $100.00 para gastar a bordo…

Sin embargo, en unos pocos casos los pasajeros obtienen un reembolso completo y a veces más: pasajeros varados en el mar sin electricidad, baños desbordados y alimentos pobres cuando le fallaron los motores al “Carnival Splendor” el año pasado tras un incendio, recibieron un reembolso completo, los costos de transporte de vuelta a sus hogares y un crucero futuro gratis del mismo precio que habían pagado por el desastroso viaje.

Del mismo modo, los pasajeros del “Brilliance of the Seas” obtuvieron un reembolso completo de Royal Caribbean Cruise Lines cuando el buque se bandeó en exceso durante una tormenta, causando daños y lesiones a los pasajeros.

Lea las Letras Pequeñas en su Pasaje

Debido a que los pasajeros de un barco de crucero rara vez obtienen crédito, los expertos recomiendan comprar seguro de viajes al comprar su pasaje. Sin embargo, si decide comprar el seguro de viaje ofrecido por la línea de cruceros, lea las letras pequeñas: la póliza normalmente no ofrece mucho más que un crucero futuro con la misma compañía, es decir, no le devuelven su dinero. Por lo tanto, es mejor para usted comprar su seguro de viajes de una compañía de seguros independiente.

No Permita Que las Líneas de Cruceros Lo Tomen Por Tonto

Sin embargo, en casos como el del “Brilliance of the Seas” descrito anteriormente, no permita que la empresa de buques de crucero se aproveche de usted ofreciéndole un reembolso completo si ha sufrido lesiones durante el viaje…Un reembolso completo no lo compensará por sus gastos médicos o, en el peor de los casos, su atención médica futura y su terapia de rehabilitación.

Si ha sufrido lesiones como resultado de circunstancias similares a las experimentadas por los pasajeros en el barco de Royal Caribbean o por cualquiera de las siguientes actividades típicas de un crucero, es mejor contratar una firma de abogados experimentados en el manejo de casos de lesiones en barcos de crucero:

1. Buceo 2. Surfing 3. Excursiones en Botes 4. Parasailing 5. Jet Ski 6. Caminatas por el campo o montañas
7. Excursiones colgando de sogas atadas a lo alto de los árboles 8. Excursiones de carretera en bicicletas, motos, vehículos 4 X 4 como Jeeps, etc..

Si usted o un familiar cercano sufrió una lesión en un crucero, lo instamos a ponerse en contacto con una firma de abogados con experiencia en manejo de casos de lesiones en barcos de crucero. Tenga en cuenta que estos casos generalmente se rigen por las condiciones establecidas en el billete, el cual suele dar un plazo de seis meses para dar aviso por escrito de la reclamación y de un año desde la fecha en que el barco zarpó para entablar una demanda contra la empresa. El Bufete de Abogados de Lesiones en Cruceros de Greenberg Stone and Urbano ha manejado muchos de estos casos durante sus muchos años de práctica y puede ayudarle a obtener la indemnización a que puede tener derecho. Visite nuestra página de internet para aprender más acerca de nuestra firma y póngase en contacto con nosotros hoy mismo.

Contact Information